jueves, 18 de junio de 2015

Si me equivoco ¿tan tonto soy?

El presente articulo trata sobre los errores o fallas que cometemos en la vida y de como las enfocamos equivocadamente gracias a creencias limitantes que se han generado a lo largo de la vida.


“Mucha gente lucha con sentimientos de fracaso, que son los pensamientos de duda más dañinos. En el corazón de estas dudas y sentimientos hay una pregunta central: ¿Soy un fracasado? Y ese es un problema porque yo creo que es casi imposible que una persona crea que es un fracasado y al mismo tiempo luche por salir adelante (Maxwell 2008)”.
En definitiva los seres humanos necesitamos des-aprender
muchas creencias limitantes que vienen desde la niñez, por mencionar un ejemplo, cuando usted estimado lector era niño, intentaba hacer cosas, muchas cosas que sobrepasaban sus capacidades como por ejemplo subir escaleras gateando, y es probable que sus padres le dijeran “no!!!, ven para acá, es peligroso!; esto con el ánimo de protegerlo de algún resbalón o caída que pudiera ser crítico. Sin lugar a duda esto produjo inseguridad en nosotros. Intentamos explorar, hacer algo nuevo, arriesgado y se nos limitó con la intención de protegernos, sin embargo al mismo tiempo se nos fue produciendo miedos e inseguridades que no entendíamos de niños y así fuimos creciendo hasta el punto en el que ahora como adultos, y queremos intentar algo y sentimos que no podemos, o en su defecto, nos hemos animado y las cosas no salen como parecen (nos enfrentamos al riesgo/fracaso) y dentro de muchas cosas solemos decirnos no lo debí haber hecho.
Es bueno que los padres cuiden a sus hijos de peligros, pero deben hacerlo enseñándoles al mismo tiempo a enfrentar el riesgo, los peligros de la vida. Guiar a los hijos para que ellos aprendan a resolver problemas, dotándolos de herramientas que muchas veces pueden ser, el conocimiento, las experiencias, aprender de los errores, etc., infundiéndoles en todo momento seguridad y valores.
Es sumamente importante des-aprender creencias limitantes que vienen desde la niñez, que muchas de ellas le dicen que usted no puede, que usted es un tonto, un fracasado, que usted nunca llegara a ser alguien en la vida, que por eso le pasa lo que le pasa, etc, etc, y etc.
¿Cómo puede usted comenzar a des-aprender creencias limitantes que vienen a lo largo de su vida? Therapion Consulting, es una empresa que brinda atención psicológica online, y cuenta con profesionales licenciados en psicología, con amplia experiencia, donde usted puede recibir la atención que necesite.
Imagínese usted estimado lector, como lo dice parte de la cita de Maxwell al inicio de este escrito “es casi imposible que una persona crea que es un fracasado y al mismo tiempo luche por salir adelante”.
Inmediatamente viene a mi mente ¿Cuántas personas intentan, luchan, emprenden, proyectos, iniciativas, implementan estrategias nuevas, y no ven resultados esperados y se sienten fracasados, que fallaron? ¿o mejor aún, que todo ello lo hayan intentado, con muchos miedos e inseguridades?
Si usted no logra desprenderse, o des-aprender aquellas creencias limitantes, muy difícilmente podrá adoptar un nuevo enfoque que le permita ver la vida de manera diferente, que le permita reaccionar y enfrentar problemas, ver las fallas, como un proceso de aprendizaje y de mejora continua mas no como una sentencia resolutiva que le indique que usted es un fracasado.
Si usted falla, no es fracasado, simplemente está en un proceso de crecimiento, y para llegar a la cima, necesita irse perfeccionando. Los errores, las fallas, son retroalimentaciones y blancos que usted debe destruir ¿Cómo? Encontrando soluciones y llevando acciones estratégicas diferentes para superarlos y seguir avanzando.
El error fue el resultado de una acción específica (de un
proceso) y para corregir ese error, hay que modificar esa acción por otra y medir u observar el resultado.
El autor de este artículo es Oscar Miguel Figueroa Romero: Licenciado en Psicología, Maestro en Educación, Diplomado en Educación. Certificado en intervención individual para víctimas de violencia intrafamiliar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario